martes, 23 de julio de 2019

"Estamos trabajando arduamente para que se aceleren los juicios de lesa humanidad. También exigimos que los delitos de violaciones se consideren de lesa humanidad. Queremos que Pedro Blaquier esté sentado en el banquillo de los acusados, causa la cual esta archivada a nivel nacional".

Actividades a 43 años de 

la «Noche del Apagón»

23 de julio de 2019

Julio Gutiérrez, integrante del Centro de Acción Popular Olga Márquez de Aredes (CAPOMA), nos comentó acerca de las actividades que se llevarán a cabo en estos días en Libertador General San Martín y la capital jujeña. «Estamos acá en San Salvador promocionando y difundiendo las actividades de la Semana de Apagón en Libertador General San Martín y en la provincia de Jujuy, con motivo del 43° aniversario y la 36° Marcha del Apagón. Es una marcha a nivel nacional dentro de la agenda nacional de los organismos y organizaciones sociales y políticas del país», expresó. 


Por Radio Pueblo de Jujuy.

«Las actividades inician este viernes 19 de julio, con la tradicional vigilia en la plaza de Libertador General San Martín, con proyección de videos, muestra de material bibliográfico, y la actuación de grupos invitados. Arranca a partir de las 22:30 horas», relató.
«El dia 20 de julio se realizará una proyección de videos referentes a la Noche del Apagón y a las distintas luchas sociales. Ese día también se recordará la toma de tierra de las tomas del triángulo de aquella gesta del año 2011».
«El día 22 de julio, a partir de las 14:30 horas, se dará inicio a la pintada de los pañuelos de los paseos de las Madres ahí en la plaza de Libertador General San Martín».
«El día 23 de julio se presentará el libro de Juan Gonza, «Vuelo 708″, en el salón de SOEAIL a partir de las 10hs. Por la tarde se dará una charla por las Memorias del Apagón, en la sede la juventud de la CCC».
«El día 24 la actividad continúa con un festival solidario en la plaza de Libertador, con la participación de Che Mandinga y otros grupos de teatros».
«El dia 25 a partir de la 09 inicia un acto en la Escuela Normal. Por la tarde, a las 15, dará inicio la 36° marcha de La Noche del Apagón, desde Calilegua hasta Libertador General San Martín, con un acto de cierre en plaza central».
«El dia 26 estarán en la Facultad de Humanidades de la capital jujeña, donde se le hará entrega de un profesorado de honoris causas a Taty Almeyda, Madre de Plaza de Mayo Línea Fundadora. Por la tarde habrá una actividad en Libertador del Colectivo Por La Memoria y del grupo murguero Resistencia con Alegría».
Por otra parte, Gutiérrez nos decía: «desde CAPOMA se está trabajando arduamente para que se aceleren los juicios de lesa humanidad. También exigimos que los delitos de violaciones se consideren de lesa humanidad. Queremos que Pedro Blaquier esté sentado en el banquillo de los acusados, causa la cual esta archivada a nivel nacional».
También, en cuanto a la situación que se vive en Libertador General San Martín afirmaba: «la derecha se está organizando para desprestigiar las actividades y monumentos que se encuentran en nuestra localidad, referentes a la Noche del Apagón. A principio de año el monolito de la memoria sufrió la rotura de los cerámicos. Actualmente, mientras organizábamos las actividades de la Noche del Apagon, sufrimos un intento de asalto con la rotura del vidrio de la oficina de CAPOMA, donde funciona la radio, y el archivero de mucho material histórico de la lucha de las Madres. Estas cuestiones denunciamos a la justicia y hasta ahora no tenemos respuestas».

Más Noticias

Fuente: https://www.anred.org/?p=118948


«Al volver a nuestro territorio recuperamos nuestro ser, nuestra sabiduría. Recuperamos el saber filosófico y nuestra armonía, el pertenecer»

Juana Antieco: «Estos terratenientes son los que bancan las campañas de los gobiernos»

22 de julio de 2019

Durante el 2do Plenario de Mujeres Indígenas desarrollado la semana pasada en Las Grutas, Juana Antieco explicó de manera detallada la historia de más de 70 años de lucha por la recuperación de un territorio que en 1937 les fue quitado a la comunidad por medio de una estafa. Luego de lograr los primeros permisos el pasado 13 de julio, la comunidad se instaló nuevamente en el terreno. En este momento la comunidad se encuentra rodeada con amenaza de desalojo. 

Por ANRed – Fotos y video: Lidia Barán

Juana Estela Antieco Ñeguimain forma parte de la comunidad Mapuche de la Costa del Lepa, ubicada 45 kilómetros al noroeste de la ciudad de Esquel en Chubut. Ese territorio originalmente pertenecía a sus abuelos: Manuel Antieco y Zenón Antieco, quienes ocupaban ambas márgenes del río. Tanto su abuelo Manuel como su tío abuelo Zenón  tenían el carácter de Lonko y el dominio legal del territorio pero fueron estafados, en 1937, por Bestene que se aprovechó de que la población no sabía leer ni escribir y les hizo firmar papeles con el pulgar. en esos papeles estaba el permiso para hacer un camino, pero lo que en realidad firmaban era la cesión de sus tierras.
Les tomó 70 años demostrar esta estafa. Durante 70 años agotaron las instancias legales: recurrieron a la justicia, al INAI, al gobierno provincial de Das Neves, entre otras autoridades. Tras obtener un permiso firmado por el Instituto Autarquico de Colonización y Fomento Rural de la Provincia de Chubut, comenzó este proceso.
Juana Antieco explica que se llegó a la determinación de hacer la posesión de la tierra y aclara que «no es una usurpación, se hizo posesión de las tierras que ancestralmente ocupaban mis abuelos». Hubo otras familias a las que también se les quitó territorio y son parte de este proceso de recuperación, como las familias Caipán, Ojeda, Quilaqueo y otras.
Esa recuperación y vuelta al territorio también tiene que ver con la preservación de todas las formas de vida, proteger la naturaleza. No con una explotación de la naturaleza depredando la tierra como se viene dando en el sistema capitalista. La recuperación tiene que ver con poder desarrollarse como Mapuche, ya que la mayoría fue expulsada de su territorio para ser mano de obra barata de la gente pudiente en las periferias de las ciudades.
«Al volver a nuestro territorio recuperamos nuestro ser, nuestra sabiduría. Recuperamos el saber filosófico y nuestra armonía, el pertenecer», explicó Antieco mostrando la necesidad de volver a sus territorios por parte de las comunidades.
Al momento de cerrar esta nota, la comunidad denuncia a la policía por liberar la zona mientras una patota que responde a terratenientes corta la ruta y circula por los alrededores de la comunidad en modo intimidatorio. Denuncian que 7 camionetas privadas, con civiles armados cortan la ruta aislando a la comunidad. En un reciente llamado telefónico realizado por un integrante de la Asamblea de los Derechos Humanos del Noroeste de Chubut a la comisaria de Guaijaina, el Comisario Andrade responde que la infantería está en camino, aunque sin precisar mayor información. 

Más Noticias

Advirtamos: "el sistema cuenta con los medios necesarios como para convencernos de que el capitalismo no es un sistema más en la historia de la humanidad, sino algo natural, como el aire. Y como un sistema mas, está agotado, no tiene respuestas para los trabajadores y las capas populares, como dijo José Luis Sampedro, solo responde a las minorías que siguen aprovechándose del esfuerzo de los demás poniendo en peligro el futuro del mundo con la destrucción irresponsable del planeta".

A Macri y Cristina
los une el capitalismo
23 de julio de 2019


Por Angel Cappa (Rebelión)

 “Por ese gran argentino
que se supo conquistar 
a la gran masa del pueblo 
combatiendo al capital”
Estrofa de la Marcha Peronista.

Cristina Fernández, en una de las recientes presentaciones de su libro definió a su gobierno “como el más capitalista”. Y no solo eso, sino que además presumió de capitalista y desafió al macrismo para ver quien lo era mas. “Yo soy mas capitalista que ellos”, dijo orgullosa. “Conmigo en Argentina había capitalismo”. Nadie lo duda. 
La pregunta es si sabe lo que significa el capitalismo para la clase trabajadora y más todavía si tiene alguna idea de lo que es el capitalismo dependiente, como el argentino.
Hay dos posibilidades: si lo sabe es de una crueldad inconcebible presumir de semejante cosa. Si no lo sabe haría bien en destinar algunos minutos para informarse, o en todo caso, preguntarle al papa Francisco –sin ir mas lejos- con quien tiene tan buena relación. 
Precisamente el papa instó a unos luchadores sociales que lo visitaron en el Vaticano hace un par de años en insistir en su lucha para cambiar “este sistema económico que oprime y somete al hombre”. Agregó, entre otras cosas, que el capitalismo es un sistema que mata, y dijo que sabía que al decir eso lo iban a calificar de comunista, cuando no es otra cosa que “la doctrina social de la Iglesia”. 
El capitalismo es desigualdad, no mas de 20 personas tienen más que la mitad de la humanidad. Es salarios de miseria, es marginación, humillación cotidiana, explotación de los trabajadores en beneficio de una minoría que acumula riquezas obscenamente. Es destrucción del medio ambiente y la naturaleza, es opresión de las mujeres, los inmigrantes, los diferentes. Como dijo Julie Wark, coautora del libro Contra la caridad, de reciente aparición, “el capitalismo es un problema grave para cualquiera que quiera una sociedad decente”. Y en el caso del capitalismo dependiente es sometimiento al imperialismo norteamericano y a los organismos financieros internacionales como el FMI, por ejemplo. 
Por eso, por creer que el capitalismo es un sistema del que hay que presumir, puso como garante de su futuro “buen comportamiento” con esos organismos a Alberto Fernández, un personaje del capitalismo financiero que ya anunció que pagará sus deudas al FMI. Una deuda ilegítima, ilegal y odiosa como han demostrado abundantemente varios economistas argentinos. Una deuda que contrajeron los ricos y obligan a pagarla a los pobres. Ni un peso de esa deuda fue para el pueblo. Sirvió, eso si, para la fuga de capitales y el pago de otras deudas privadas que se socializaron. Es decir, una deuda que es una estafa y que por supuesto si se cumple con esa supuesta obligación, no habrá margen para el alivio que espera la mayoría. Salvo que de pronto creamos en la bondad del Fondo Monetario. Ahí tiene Cristina una prueba, dolorosa, de lo que es el capitalismo dependiente. 
El capitalismo es incompatible con la democracia por la desigualdad que genera y deja fuera de la sociedad a millones de personas expulsadas del sistema, demonizadas y reprimidas, como los pueblos indígenas. 
Ya siendo presidenta Cristina Fernández dijo que su objetivo era hacer un capitalismo serio. Yo creo que quiso decir bueno. Es que el sistema cuenta con los medios necesarios como para convencernos de que el capitalismo no es un sistema más en la historia de la humanidad, sino algo natural, como el aire. Y como un sistema mas, está agotado, no tiene respuestas para los trabajadores y las capas populares, como dijo José Luis Sampedro, solo responde a las minorías que siguen aprovechándose del esfuerzo de los demás poniendo en peligro el futuro del mundo con la destrucción irresponsable del planeta. 

A Macri no le hace falta presumir de capitalista. Es como si un elefante presume de ser elefante, ya se sabe. Tiene el sello desde su nacimiento. Y lo ejerce con brutalidad y sin complejos. Digamos que es el policía malo (el capitalismo duro). Cristina quiere ser el policía bueno (el capitalismo serio). Ambos cumplen el mismo objetivo. Uno con saña y la otra con disimulo y un discurso obrerista y peronista. Eso si, olvidando esa maldita estrofa que habla de combatir al capital. 

El agobio, la angustia permanente, la necesidad inmediata, la urgencia por deshacerse de un Gobierno tan nefasto y despiadado como el de Macri, hace que mucha gente prefiera a Cristina y con razón. Y cierre los ojos o mire para otro lado ante barbaridades como esta de presumir de capitalista. Y es comprensible, aunque haya otras opciones de izquierda. Pero nunca, esconderle la verdad al pueblo ha dado resultado. No nos olvidemos de otra frase de Perón, ya que estamos: solo el pueblo salvará al pueblo. Mejor no engañarlo.

Fuente: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=258537

Veamos cómo el fuera Macri no basta a través del acuerdo de la exBotnia de Finlandia(capitalismo 'bueno' o 'serio') con el gobierno progresista de Uruguay:

[UAC] [ForoRegContraFracking: 12233]

DECISIÓN DE UPM, 
PIERDE URUGUAY

La decisión empresarial de UPM hoy de llevar adelante la construcción de una planta de celulosa en el río Negro, convierte todas las claúsulas del documento ahora devenido en contrato firmado por el gobierno en obligaciones para el Uruguay.

Esto anula o al menos complica de gran manera cualquier posibilidad de renegociar aspectos altamente negativos para el pais que se pactaron en ese documento.

En ese acuerdo el Poder Ejecutivo comprometió al país, por fuera de sus atribuciones constitucionales y legales, a gastos que suman más de 4.000 millones de dólares así como modificaciones en lo laboral, lo educativo y graves consecuencias en lo ambiental y social, sin obtener de la operación de esa planta en zona franca ni un peso.

Desde el MOVUS seguiremos apelando a todos los recursos legales disponibles y la más amplia movilización social para que las consecuencias negativas de este proyecto no tengan lugar.

Movimiento por Uruguay Sustentable, MOVUS
23 de julio de 2019. 

-- 
Usted recibió este mensaje porque está subscripto al Foro Regional contra el Fracking

"Recordamos que la demanda central es el avance en los procesos de titulación comunitaria de las tierras para las y los indígenas legítimos dueños y dueñas de los territorios. Las más de 200 comunidades Lencas organizadas en el COPINH llevan años esperando la actuación diligente del Instituto Nacional Agrario (INA). Sin embargo, hasta ahora solo hemos recibido engaños y largas en la resolución de nuestras demandas. Esto ha expuesto a cientos de comunitarios a órdenes de captura por usurpación de tierra, amenazas a muerte por parte de terratenientes, el daño de los cultivos del maíz y el ingreso inconsulto de proyectos sin consentimiento".

Honduras: Libro “SANAR es RESISTIR” – COPINH

Red Latina sin fronteras


Acción urgente por la TIERRA

22 de julio de 2019
Por COPINH



El COPINH ha sufrido, en las últimas 2 semanas, ataques en 4 comunidades que se encuentran en la defensa de sus tierras producto de la política de persecución a las más desposeídas y desposeídos que existe en este país.
Rechazamos la destrucción de los cultivos en la comunidad de Río Blanco, las órdenes de captura libradas contra la comunidad de Nueva Esperanza, el ataque armado impune contra la comunidad de Somolagua y las amenazas de muerte contra la comunidad de Montaña Verde.
Rechazamos los intentos de división a nuestras comunidades impulsados por la dirección de “pueblos indígenas” del Gobierno (DINAFROH) y las acciones de personas traidoras que se prestan a los intereses empresariales, gubernamentales y corruptos.
Es por esto que, en memoria de nuestro héroe Lempira se han convocado una decena de comunidades del pueblo Lenca para exigir la pronta resolución de nuestras demandas y anunciamos en este momento la realización de un plantón indefinido que no se levantará hasta que se cumplan nuestras demandas.
Se han movilizado el día de hoy, hasta Tegucigalpa, comunidades indígenas que tienen siglos viviendo en sus territorios, que son hábitat indispensable para la vida comunitaria y comunidades campesinas que han ocupado tierras ociosas que pertenecían al Estado y que irregularmente fueron dadas a terratenientes, tierras despojadas al pueblo Lenca.
Las más de 200 comunidades Lencas organizadas en el COPINH llevan años esperando la actuación diligente del Instituto Nacional Agrario (INA) para resolver diversas demandas por la titulación de las tierras comunitarias indígenas Lencas, sin embargo, hasta ahora solo hemos recibido engaños y largas en la resolución de nuestras demandas.
Esto ha expuesto a cientos de comunitarios a órdenes de captura por usurpación de tierra, amenazas a muerte por parte de terratenientes, el daño de los cultivos del maíz y el ingreso inconsulto de proyectos sin consentimiento.
Recordamos que la demanda central es el avance en los procesos de titulación comunitaria de las tierras para las y los indígenas legítimos dueños y dueñas de los territorios. En concreto nuestras peticiones después de largas esperas por las diligencias de INA son:
a) Comunidad indígena Montaña Verde, Lempira: Emisión del título comunitario.
b) Comunidad indígena Guise, Intibucá: Emisión del título comunitario.
c) Comunidad indígena La Jarcia, Intibucá: Emisión del título comunitario.
d) Comunidad de Somolagua, Ceguaca, Santa Bárbara: Emisión del título comunitario.
e) Comunidad indígena Río Blanco, Intibucá: Introducción y emisión de la personalidad jurídica comunitaria.
f) Comunidad de La Cuchilla, Santa Bárbara: Ejecución de los fondos para el pago de la tierra.
g) Comunidad indígena El Achiotal, Comayagua: Emisión de la personería jurídica.
h) Comunidad de Petoa, San Bárbara: Emisión de la personalidad jurídica.
i) Empresa campesina “Nueva Esperanza”, Comayagua: Emisión de la personalidad jurídica.

Nuestra organización no quiere más mártires, ni más sangre derramada. No más muertes violentas por defender lo que es nuestro.
“Él vive, viene con nosotrxs desde el final de los olvidos”
“Con la fuerza ancestral de Berta, Lempira, Mota, Iselaca y Etempica, se levantan nuestras voces llenas de vida, justicia, libertad, dignidad y paz”

Dado en Tegucigalpa, a los veintidós días de mes de julio del año dos mil diecinueve.
https://copinh.org/2019/07/accion-urgente-por-la-tierra/

lunes, 22 de julio de 2019

Observemos: " los pueblos en movimiento van descubriendo que las autonomías y los autogobiernos territoriales les permiten enfrentar en mejores condiciones el extractivismo depredador.(...) La acumulación por despojo y el capitalismo sólo se pueden confrontar y derrotar con otras culturas políticas, por fuera de las instituciones y de los acuerdos por arriba".

De la confrontación a la autonomía
 22 de julio de 2019

Por Raúl Zibechi (La Jornada)

La historia del Gobierno Territorial Autónomo de la Nación Wampis se remonta medio siglo atrás, un proceso que llevó a la conformación del Consejo Aguaruna Huambisa en 1977, bajo el régimen militar peruano. Fue también una respuesta de los pueblos wampis y awajun a la colonización mestiza del río Marañón, cerca de la frontera con Ecuador. Poco después rompieron con los jesuitas que trabajaban con ellos y decidieron tomar un camino propio.
En una primera etapa se empeñaron en la titulación de sus tierras, como forma de recuperar la integridad territorial como pueblo. Este proceso implicó muchas ten-siones con los actores externos, militares, empresas extractivas y mestizos colonizadores, y llevó al despliegue fuerzas comunales para desalojar a los invasores, que fue respondido con el encarcelamiento de líderes y dirigentes.
Con la crisis del gobierno militar al comienzo de la década de los años 80, se produjo lo que la socióloga Tania Gómez (autora de una magnífica tesis sobre el gobierno autónomo wampis que inspira este artículo) denomina como una avalancha a la Amazonía, de la mano de las empresas multinacionales en el contexto de la globalización. Hidrocarburos y minería aurífera son las dos actividades que más afectan a los pueblos amazónicos, impulsadas por el gobierno autoritario de Alberto Fujimori (1990-2000).
La crisis sobrevino en 2009, cuando el Estado desconoció los acuerdos que tenía con los pueblos. Los wampis van aprendiendo que tanto las titulaciones como las categorizaciones ambientales de su territorio son herramientas insuficientes. El Estado empieza a modificar los marcos legales para permitir el ingreso de fuerzas globales de enorme magnitud, sin tomar en cuenta las afectaciones en la vida de los wampis, señala el citado trabajo de Gómez.
El 5 de agosto se produjo el enfrenamiento entre indígenas awajun y wampis y fuerzas policiales y militares, luego de casi dos meses de intensa movilización en la Amazonia para la derogación de los decretos que permitían una abusiva explotación de los bienes comunes sin consulta ni consentimiento de los pueblos originarios, con un saldo de 33 muertos entre manifestantes y policías (https://bit.ly/2XROoB2).
La jornada conocida como Baguazo fue un parteaguas, además de la síntesis de un largo e intenso ciclo de luchas amazónicas. En apenas seis años, a caballo de nuevas frustraciones que agudizaron la histórica desconfianza con el Estado (criminalización y divisiones), el pueblo wampi tomó decididamente el camino de la autonomía. Debieron dejar de lado desde las ONG hasta organizaciones nacionales, incluyendo la tentación de la administración municipal. Esta experiencia los convenció, además, de los límites de instituciones que nunca los trataron como iguales, incluyendo las leyes de consulta previa, que no se aplicaron o se manipularon.
Después de la participación en estos procesos, se concluye que la consulta previa es apenas un procedimiento de convencimiento en donde el Estado busca atacar debilidades de la organización. Para construir autonomía debieron articular las comunidades de dos cuencas (ríos Santiago y Morona) y elaboraron su estatuto autonómico en más de una decena de talleres con amplia participación de las bases.
Uno de los puntos centrales del estatuto destaca: consideramos sin validez alguna, cualquier trato o consentimiento efectuado en favor de las empresas de manera separada o parcial antes de que haya terminado el proceso oficial entre nuestra nación y el Estado peruano.
Los organismos de poder del gobierno autónomo conocen cuatro instancias: la asamblea principal con 96 asambleístas; un gobierno ejecutivo con sus consejeros; gobiernos de ambas cuencas y gobiernos de cada comunidad con sus respectivas autoridades electas.
Como señala el sociólogo peruano Alvaro Giles, se trata del primer pueblo indígena en el país que cambia la estrategia del sindicalismo indígena por la idea del autogobierno. Añade que ya hay otros tres pueblos amazónicos en proceso de fundar sus gobiernos autónomos, por lo que estaríamos frente a una nueva estrategia en el mundo amazónico peruano.

Sólo caben dos observaciones:
·        Una, que la autonomía no es una opción anclada en ideologías, sino en historias y cosmovisiones propias que se despliega para enfrentar desafíos concretos. Lo que nos muestra que estamos ante genealogías diferentes a las de cuño europeo, analizadas entre otros por Castoriadis.
·        Dos, que los pueblos en movimiento (concepto más adecuado que movimientos sociales) van descubriendo que las autonomías y los autogobiernos territoriales les permiten enfrentar en mejores condiciones el extractivismo depredador, que cualquier otra estrategia que pase por la negociación con el Estado. En los próximos años veremos una proliferación de procesos autonómicos.
La acumulación por despojo y el capitalismo sólo se pueden confrontar y derrotar con otras culturas políticas, por fuera de las instituciones y de los acuerdos por arriba.
Fuente: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=258468


Cuestionemos: "Solo Bolivia sustenta hoy los valores que hasta hace pocos años hegemonizaban el proyecto de integración en la región, donde Hugo Chávez y Venezuela aportaban la dinámica de creatividad y renovación de los principales instrumentos de una integración no subordinada".

Nueva hegemonía política
en el MERCOSUR
 22 de julio de 2019



Por Julio C. Gambina (Rebelión)


El lenguaje de las declaraciones al finalizar la cumbre del Mercosur en la ciudad de Santa Fe en la Argentina mantiene el carácter diplomático, a veces anodino, pero queda muy claro el cambio de la hegemonía política de hace pocos años.
Se trata de un regreso al origen por constituir la institucionalidad de la liberalización económica en la región sudamericana. Recordemos que el Mercosur surge en 1991, momento de auge de la liberalización y el neo liberalismo, consecuencia directa de la ruptura de la bipolaridad entre capitalismo y socialismo derivado de la caída del Muro de Berlín y la desarticulación de la URSS. Es un proceso desplegado entre 1989 y 1991, con antecedentes diversos en los 80, sea un nuevo papado en la Iglesia católica, la crisis polaca y la impronta global de las presidencias de Thatcher y Reagan en Gran Bretaña y EEUU. Es una historia larga, de remotos antecedentes por enterrar cualquier posibilidad de construcción social no capitalista.
La ofensiva liberalizadora de los 80 se consolidó en la región latinoamericana y caribeña en los 90, Consenso de Washington mediante. La ofensiva liberalizadora del capital imponía la agenda de reorganización del sistema mundial y de las relaciones capitalistas, afectando derechos laborales, súper explotando a la Naturaleza y modificando la función del Estado. Claro que al mismo tiempo los pueblos presentaron resistencia, especialmente en los territorios de Nuestramérica y se habilitó una experiencia de cambio político que generó expectativas en el ámbito mundial.

Experiencias de cambio político
El laboratorio de los nuevos gobiernos surgidos de la dinámica de la resistencia popular a la globalización neoliberal y capitalista, retardó el proceso imaginado de una integración subordinada en la lógica imperialista del ALCA o de las negociaciones lideradas desde Europa por los países de la península Ibérica.
La novedad “nuestramericana” debía ser abortada y se aplicaron todas las estrategias posibles para revertir un fenómeno que aludía y ejercitaba nuevos mecanismos de una integración no subordinada, incluso con ideas en la articulación productiva del petróleo y la soberanía energética; la alimentación y la soberanía alimentaria; e incluso con propuestas sobre una “nueva arquitectura financiera” sustentando la soberanía financiera.
Con la foto de la cumbre presidencial de estos días en Argentina, se consolida una nueva hegemonía de orientación de derecha en el Mercosur, con el alineamiento y sintonía muy especial de los presidentes de Brasil y de Argentina, los dos mayores entre los socios de la articulación regional, los que se suman a la tradición derechista en Chile y Paraguay, condicionando fuertemente al Uruguay. Solo Bolivia sustenta hoy los valores que hasta hace pocos años hegemonizaban el proyecto de integración en la región, donde Hugo Chávez y Venezuela aportaban la dinámica de creatividad y renovación de los principales instrumentos de una integración no subordinada. Venezuela está afuera del Mercosur por la decisión de la hegemonía en el bloque, crecientemente subordinado a la política exterior de EEUU.
La disputa es por la institucionalización de instrumentos que faciliten la libre circulación de capitales, mercancías y servicios en el Mercosur. En esa disputa se juegan los acuerdos recientes con la Unión Europea, probables con EEUU y con variados países. Son acuerdos políticos entre Estados capitalistas para favorecer negocios de las transnacionales con origen en esos territorios o países.

Inserción mundial de la región
Es por eso que gana espacio la extensión de la mercantilización en tiempo de dominación transnacional de la economía mundial, y que define el lugar de la región en el sistema mundial.
De hecho, se configura una especialización productiva que privilegia un modelo primario exportador sustentado en la histórica dotación de recursos naturales, sea la tierra, el agua, los minerales, el petróleo, el gas, el cobre, la biodiversidad, etc.
La poca industrialización construida en tiempos de sustitución de importaciones deriva en una lógica de ensamble subordinada a la dominación tecnológica y financiera de las grandes corporaciones transnacionales.

Todo acompañado de una dinámica de especulación financiera, que al tiempo que alimenta el endeudamiento público y privado, compromete las finanzas en la región.
En rigor, se es parte de un proceso que apunta a alimentar un ciclo mundial donde la valorización del capital potencia la integración de los ámbitos productivos y de circulación con gran peso de la banca, los mercados de capitales y una política monetarista en los organismos internacionales y los principales países del capitalismo.

Aclaremos que los gobiernos del cambio político no modificaron esencialmente ese perfil productivo y el modelo de desarrollo consecuente, asociado al consumismo, aun cuando aparecieron novedosas propuestas de articulación productiva y financiera como comentamos.
Los gobiernos de la derecha en la región, pretenden en la coyuntura retomar el rumbo de los noventa, de inserción subordinada, y consolidar unas relaciones socio económicas convergentes con la demanda política de la hegemonía mundial capitalista. Por eso gana el discurso de apertura al mundo, lo que supone subordinación a la lógica de la dominación, sustentada en la concentración y centralización del capital.

Recreación de la hegemonía neo liberal
En ese camino se debe retomar el desarme de la lógica reformista construida por medio siglo entre 1930 y 1980.
Aun con matices en distintos países del mundo, las políticas de Estado benefactor o keynesianas son las que otorgaron dinámica en lo esencial a las políticas públicas en todo el mundo, con un resultado favorable a la ganancia, sí, pero también para el salario, el empleo y la seguridad social, con derechos sociales, individuales y laborales extendidos. Se pretendía alejar la demanda socialista entre los trabajadores y las trabajadoras
La política neo liberal se propuso desmantelar esas conquistas sociales, matizadas según la realidad de la lucha de clases en cada territorio.
Ese propósito fue interrumpido en el cambio de siglo en Nuestramérica, que, con la subsistencia del proyecto cubano, se reanimó la posibilidad de imaginar un destino socialista, del Siglo XXI para nuestros países. Eso era y es lo que había que frenar.
Solo así se puede explicar lo que viene aconteciendo, más allá de opiniones que puedan verterse sobre las diferentes realidades y experiencias. No es lo mismo el imaginario por el socialismo construido en algunos de los procesos, que las propuestas por un capitalismo “serio” o “normal” formulados por algunos gobiernos. Aun así, lo común era la crítica al discurso hegemónico de corte neo liberal, más allá de la no realización de mutaciones estructurales que afirmaran un rumbo anticapitalista o incluso reformista en el marco de las relaciones capitalistas.
Se trata ahora de recuperar el tiempo perdido y por eso se avanza con definiciones políticas por la apertura y la liberalización, las que inducen cambios estructurales de fondo, caso de las reformas laborales, previsionales y tributarias, con distinto nivel de avance según las realidades de cada país.

Desde el Mercosur se consolida un discurso por la liberalización, habilitando condiciones para la disputa hegemónica de los capitales más concentrados del sistema mundial, apoyados por las burocracias de los principales Estados del capitalismo y de su propio peso en los organismos internacionales. El interrogante pasa por las acciones de confrontación derivadas de la iniciativa popular, permeada por la lógica comunicacional contemporánea, también definida por la acumulación de poder económico y cultural del orden capitalista.

"Necesitamos urgentemente muchas Caloras Rackete. Porque sin ellas estas vidas extenuadas por el cansancio de trabajos cada vez más precarios e insatisfactorios, y entristecidas por la falta de lazos comunitarios desde los que construir afectos sociales, la impotencia terminaría cristalizando en cinismo, apatía y egoísmo".

Carola Rackete: la belleza de

 la dignidad

 01 julio 2019

El significado de la detención de la capitana Carola Rackete la trasciende a ella, a los rescates en el Mediterráneo y a la ola fascista que recorre el mundo: nos devuelve un reflejo de nuestra sociedad, de nosotras y de dónde fijamos la atención, y por qué, nada edificante.

Patricia Simón


Algún día, la escena será recreada en una película. Y nuestros hijos e hijas llorarán y se preguntarán cómo fue posible, cómo lo permitimos; como ya lo hicimos nosotros viendo La lista de Schindler o La lengua de las mariposas. 

La joven capitana descendiendo por la escalerilla, el policía que la agarra del brazo, las decenas de guardias, hombres, custodiando la rampilla en el pantalán, cruzándose miradas entre ellos ante los gritos de los que fueron a insultarla –»¡Espero que te violen cuatro negros!», «¡Ponedle las esposas!», «¿Te gustan las pollas negras?», «¡Primero los italianos! ¡Primero los italianos!»–. El fotógrafo del cuerpo policial registrando el momento, corriendo para tomar una nueva instantánea, como si fuese una escena de acción. Ella avanzando en silencio con paso sólido y el gesto serio hacia el coche patrulla; entonces ese instante en el que todo se suspende mientras espera a que abran la puerta. Aparece una mano sobre su brazo desnudo: una mano masculina, de alguien no uniformado, quizá de su tripulación, parece que quiere arroparla, con timidez, y de repente, otra mano, ahora claramente de un policía, sobre su espalda, desplegando los dedos bajo su cuello, impulsándola a introducirse en el coche, un gesto de milésimas de segundos en los que se intuye la aspiración de ser parte de la detención de la decencia, aunque sin convencimiento; quién sabe si sabiéndose indigno de rozar esa piel dorada por el sol, crujiente de juventud, salitre y valores, el acuerpamiento de lo que un día no tan lejano proclamó Europa como su norma y sentido: la defensa de la vida, la justicia y la esperanza en el futuro. Sus naciones sabían que fuera de ahí sólo cabe la autodestrucción y la desolación. 

Todo eso encierra los instantes en los que Carola Rackete, la capitana del barco de rescate Sea Watch-3 es arrestada por la Guardia Financiera de Lampedusa. Da igual lo que pase después, si finalmente es condenada a prisión o no; si el proceso judicial se dilata en el tiempo y no llega a nada y esta indignación se borra en el maremágnum de indignación perpetúa en el que vivimos. Es la Teoría del shock, que tan bien conceptualizó Naomi Klein. Nuestro imaginario de lo que está bien y de lo que está mal está siendo bombardeado a través de la guerra que el Norte Global libra contra las personas que huyen del Sur. Ellas son sus víctimas colaterales, pero el objetivo a abatir son nuestras conciencias. Cuantas menos personas queden como referentes de que existe la posibilidad de la resistencia, más engrasada estará la maquinaria del despojo de derechos y vidas. 

Por eso necesitamos urgentemente muchas Caloras Rackete. Porque sin ellas estas vidas extenuadas por el cansancio de trabajos cada vez más precarios e insatisfactorios, y entristecidas por la falta de lazos comunitarios desde los que construir afectos sociales, la impotencia terminaría cristalizando en cinismo, apatía y egoísmo. Porque han conseguido que el hecho de que una joven decida poner sus conocimientos al servicio de salvar vidas, aun a sabiendas de que le pueda costar la cárcel, se convierta en una heroicidad, como si hubiese algo más lógico y bello a los que dedicar los minutos y horas de vida. Porque los hombres de gris que nos están volviendo grises al resto pensaban que con sus leyes ilegítimas nos estaban poniendo en la encrucijada de elegir entre el bien y la libertad, cuando sabemos que ser libres es la elección de dar sentido a nuestras vidas, vivir adrede, vivir para y por algo que nos trascienda. Por eso, los hombres grises siempre terminan encontrándose Carolas a su paso, porque su concepción de la libertad es un mojón de miedos, odios y avaricias a los que se encaraman para mirar por encima del hombro a los demás. 

Sin embargo, el reflejo que nos devuelve la decencia de Carola Rackete no sólo salpica a los representantes de la putrefacción. También nos habla del machismo que sigue orientando dónde fijamos nuestra mirada. En las últimas semanas, además de su caso, ha acaparado la atención mediática el de la también capitana Pia Klemp, que se enfrenta a 20 años de prisión acusada en Italia de fomentar la inmigración ilegal. Su foto en la sala de mandos de la embarcación de la ONG alemana Iuventa ha sido ampliamente compartida en las redes sociales. Su evidente belleza, su cuerpo fuerte y tatuado, su mirada firme, sosegada y traslúcida son de una fuerza comunicativa incontestable. Concilia todo lo que puede abominar la ola fascista, conservadora, misógina y clasista que recorre el mundo: una mujer liberada de corsés, con determinación y hermosura dinamita el estereotipo que los neomachistas quieren construir de las feministas.

Pia Klemp (HelpRefugees / Twitter)

Pero junto a Pia Klemp están acusados de los mismos cargos nueve miembros de su tripulación, que en el verano de 2017 salvaron a cientos de personas. Sin embargo, ha sido ella la que ha acaparado nuestra atención después de que concediese una entrevista a un medio alemán, del que se hicieron eco agencias y cabeceras internacionales. En muy pocas de las crónicas publicadas se habla del resto del equipo. Una de las personas que le acompañaba es Miguel Roldán, un bombero malagueño que durante los 22 días que duró la misión rescató a cientos de personas a nado.

Entrevista a Miguel Roldán en el programa de M21Radio La Ciudad de los Derechos y la Memoria

“Respetamos las normas, sólo rescatábamos cuando recibíamos la autorización de la torre de control italiana. Hubo situaciones en las que tuvimos que esperarla mientras veíamos cómo la gente se ahogaba a 50 metros de distancia. No saben lo duro que es ver a gente gritar, muriéndose sin poder actuar”, explica con una voz cargada de verdad y emoción. 

“Si hubiese sido por mí, hubiésemos actuado sin el permiso. Pero no, cumplimos con las normas, y encima nos piden 20 años de cárcel por salvar vidas”, añade este hombre de 32 años que durante aquellos días se sintió juez, en lugar de rescatador. “Cuando tienes a 300 personas ahogándose delante de ti, no hay medios materiales ni humanos para salvarlas a todas, tienes que elegir a quién rescatas y a quién no”, espeta con tanto aplomo como ausencia de narcisismo. 

Miguel Duarte, rescatador portugués de la misión de Iuventa-10 por la que él y el resto de la tripulación fueron acusados de tráfico de personas (Rita Gaspar / Reuters)

El abogado que lleva la defensa de los diez acusados les cuesta 150.000 euros, a los que hay que sumar los gasto de su abogado particular y de los desplazamientos que están teniendo que realizar. 

Sin embargo, lejos de desistir, Roldán llama a la desobediencia masiva. “Hablan de respetar las leyes cuando son ellos los que no respetan los derechos más universales. Si la única opción que nos dejan es la desobediencia, habrá que tirarse al mar de nuevo y que nos detengan. Si somos 200, ¿nos van a detener a todos?”. 

Y si en vez de 200, ¿fuésemos dos mil, cinco mil, veinte mil? ¿Qué nos pasa? ¿A qué tenemos tanto miedo? ¿Qué más tiene que ocurrir para que decidamos de qué bando queremos estar: si de la mano indigna del policía que conduce a Carole Rackete al coche patrulla o de la mano que ella, Pia o Miguel tienden al que se ahoga ? Mientras nos decidimos, los que nos hundimos en la infamia somos todos y todas. 

Autora: Patricia Simón

·         fb:patrisimon

·         @patriciasimon

·         patriciasimon@lamarea.com

Reportera transfronteriza especializada en derechos humanos y enfoque de género. Premio de la Asociación Española de Mujeres de los Medios de Comunicación. Me apasiona tanto viajar para reportear al otro lado del mundo, como descubrir y contar los mundos que conviven en la esquina del barrio.

https://www.lamarea.com/2019/07/01/carola-rackete-la-belleza-de-la-dignidad/

Fuente: https://redlatinasinfronteras.wordpress.com/2019/07/21/europa_carola-rackete-la-belleza-de-la-dignidad/

Advirtamos: "con los plásticos se rompen los ciclos naturales (para no mencionar los bióticos, ahora amenazados). La naturaleza no puede reabsorber, reasimilar productos engendrados de tal modo que han perdido todo parentesco con el mundo natural. Lo que podía haber sido una advertencia sobre un camino ominoso fue en cambio muy bien recibido para abaratar costos, mejor dicho para abaratar los costos del capital".

La peste plástica va tomando

 nuestros órganos

21 de julio de 2019

Luis E Sabini Fernández
https://revistafuturos.noblogs.org/

Monsanto… hasta de sus últimas sílabas se podría extraer una filosofía de la inversión de la verdad, de que todo resulta opuesto a lo proclamado…

Monsanto es el agente clave para la expansión de la agrondustria que le ha signficado a la humanidad, el campesinicidio más generalizado (lo cual en cifras no
tiene parangón con ningún otro trastorno demográfico y ocupacional en la historia humana; baste pensar que hace un siglo las sociedades podían tener un 75% o un 90% de población dedicada a tareas rurales y hoy se estima en 2%, 4%, 10% la población “dedicada al campo” en la inmensa mayoría de los estados del orbe).
Esa “extirpación” del campesinado no es el mero avance de la humanidad; no es el canto al progreso-siempre-mejor que nos insuflan desde los centros de poder; es una suma algebraica de avances y retrocesos de los cuales la historia oficial solo nos muestra, siempre, “los avances”.

Hay un formidable avance en los medios de comunicación y en los de transporte, pero también una pérdida de experiencia y conocmiento para tratar a la
naturaleza, por ejemplo.

Pero Monsanto dista mucho de haber sido –y seguir siendo− únicamente el pivote de la “La Revolución Verde”, la agroindustria y la contaminación de los campos.

Durante la guerra que EE.UU. desencadenó para imponer la democracia en Vietnam (y que tras 14 años tuviera que abandonar), por métodos, no precisa-
mente muy democráticos, el papel de Monsanto fue protagónico: proveedor, aunque no exclusivo, de Agente Naranja; el agrotóxico que la aviación de EE.UU.
diseminó masivamente en los campos vietnamitas para “quitar el agua al pez”. 1

Pero las contribuciones monsantianas vienen de tiempo atrás. Fundada en 1901 para elaborar productos químicos inicialmente dedicados a sustituir alimentos
naturales, −los cada vez más conocidos y difundidos aditivos alimentarios− como, por ejemplo, vainilina para cortar la dependencia culinaria hacia las islas Célebes de donde se la extraía tradicionalmente.

Tal comienzo debía haber abierto los ojos de los contemporáneos. La sacarina, uno de los primeros producos de Monsanto, de la primera década del
s.XX, ha sido desechada por tóxica. Con su extremo dulzor con dejo amargo.
Con el paso del tiempo, su capacidad de incidir en el “desarrollo tecnológico” se fue ampliando y la consiguiente toxicidad de su producción también. Desde la década del ’20 produce PCBs, los temidos polibifenilclorados que luego de décadas de uso “inocente”, o más bien impune, se iban a revelar con una altísma toxicidad generando innumerables cánceres infantiles.

En la década del ’30, significativa y sintomáticamente Monsanto se convierte en productor de primera línea de otro gran triunfo de la modernidad ciega y
soberbia, derrochando venenos en el planeta, expandiendo el uso de los termoplásticos, encontrándose así en los puestos de “vanguardia” para el envenenamiento planetario. Estos plásticos, como los anteriores (rígidos) tenían un rasgo que debía haber hecho reflexionar un tanto: eran materiales no
biodegradables. El idioma humano no tenía siquiera una palabra para enunciar semejante realidad. Hasta los “logros” de la petroquímica, nuestros materiales, nuestros objetos, eran naturaleza. Y por lo tanto, a la corta o a la larga, “volvían” a ella; una suerte de reciclado (a veces muy complejo, pero siempre total). Pero con los plásticos se rompen los ciclos naturales (para no mencionar los bióticos, ahora amenazados). La naturaleza no puede reabsorber, reasimilar productos engendrados de tal modo que han perdido todo parentesco con el mundo natural.

Lo que podía haber sido una advertencia sobre un camino ominoso fue en cambio muy bien recibido para abaratar costos, mejor dicho para abaratar los
costos del capital. Que prefiere productos baratos en lugar de buenos. Una cuestión de rentabilidad, pero empresaria, no social, aunque todos sus argumentos se basan en que se trataría de rentabilidades de la sociedad.

Con el horizonte de una guerra inminente y el recuerdo de la anterior con sus peripecias en las trincheras, los soldados asolados por chinches y piojos, investigadores se dedicaron a pergeniar insecticidas. Así Monsanto trajo al mercado el DDT (descubierto por un técnico suizo alemán en 1939), una solución radical a las vicisitudes provocadas por insectos. Sin embargo, la guerra que se desata en 1939 no tendrá trincheras; la aviación y los bombardeos cambiarán el panorama y
la estructura de las guerras, y los insecticidas quedarán arrumbados. Por eso, en la posguerra, los laboratorios buscarán empecinadamente nuevos usos a sus
investigaciones y aplicaciones y empezará así la aplicación de insecticidas a la agricultura. Será el momento del combate químico a “las plagas”. Que hasta
entonces se atendían y enfrentaban mediante usos físicos o biológicos. Así llegaremos a la Revolución Verde.

Monsanto resultó, una vez más, pieza clave, pivot del Ministerio de Agricultura de EE.UU. (USDA) cuando en los ’90 el gobierno norteamericano decide un plan
alimentario mundial, “basado en las pampas argentinas y las praderas norteamiericanas”. 2 Cuando los emporios de la agroindustria estadounidense se sintieron fuertes como para adminstrar los alimentos del planeta.
3 Este plan se desencadena a partir del recurso de la ingeniería genética aplicada a alimentos, con la producción masiva y en permanente expansión de alimentos transgénicos.

Antes, Monsanto había tenido el dudoso honor de patentar otro edulcorante, probablemente más tóxico que la problemática sacarina: el aspartame.
Son varios, entonces, los “aportes” a una alimentación degradada, tóxica, como por ejemplo la somatotropina bovina, una hormona que ha sido rechazada de plano en los mercados europeos, por ejemplo (aunque en EE.UU. se la consume libremente). Fue diseñada para aumentar la produccion de leche y los reparos
provienen de que diversas investigaciones la asocian fuertemente con cánceres de mama y de próstata.

La “perla” de tantos nefastos aportes, siempre tolerados por la autoridades sanitarias de EE.UU. y sus satélites y claramente adoptados y aplaudidos por el
mundo empresarial “moderno”, ha sido el tratamiento y el procesamiento de los plásticos que no son alimento pero que tienen una insidiosa cualidad y están muy
vinculados a los alimentos. Como ya es de público conocimiento, las montañas de plásticos; los basureros gigantescos compuestos en un 90% de material plástico,
las islas oceánicas, flotantes, con superficies mayores a las de los más grandes países del planeta, constituyen un problema de creciente actualidad.
Pero se trata de un problema menor, pese a su envergadura, ante la cuestión de otro aspecto descuidado de los desechos plásticos: sus micropartículas. Que están urbi et orbi.

Como lo plástico, ya dijimos, no es biodegradable, la erosión va achicando, rompiendo, despedazando los envases, las bolsas, hasta perderse de vista. Pero así, microscópicas, siguen siendo partículas. Que no se biodegradan, que respiramos e ingerimos a diario.

Una cancha de fútbol de pasto sintérico, debido a la fricción a que su superficie es sometida, es un sitio “ideal” para la producción de micropartículas plásticas.
La erosión en general; el agua y el viento producen permanentemente micropartículas plásticas.

Hay quienes empiezan a preguntarse a dónde van las partículas que se desprenden permanentemente de los materiales plásticos que están prácticamente en toda nuestra vida cotidiana. La pregunta es, como siempre, tardía. Porque el sentido común ha cedido el paso al lavado de cerebro que nos encanta y cautiva con lo novedoso, lo moderno.

Finalmente, la Universidad de Newcastle, Australia, tras laboriosos conteos de material “invisible a los ojos” ha establecido magnitudes aproximadas de consumo involuntario de micropartículas plásticas: unas cien mil al año, que traducido en peso equivaldría a unos 250 gramos. Otra estimación que han hecho con semejante ingestión: unas 50 tarjetas de crédito al año (a razón de un peso de 5 gr. por tarjeta, lo que equivale a una tarjeta ingerida por semana, por vías respiratoria y disgestiva). 4 Porque las principales fuentes de ingreso a nuestros cuerpos de tales micropartículas es mediante alimentos, agua y aire.

Se ha verificado, por ejemplo, que el agua potable en EE.UU. tiene el doble de tales micropartículas respecto de la correspondiente europea. (ibídem) Pensemos, un minuto apenas, cuántas de tales partículas puede haber en las aguas potables de países como Uruguay, Argentina, Brasil…

El mundo médico ha sido más bien remiso en informar qué puede ocurrir en nuestros cuerpos con los microplásticos. Y sin embargo, hay investigaciones de biológos como los norteamericanos Théo Colborn, John Peterson Myers y Diane Dumanovsky 5 , por ejemplo, que a mediados de los ’90 relevaron la presencia de partículas plásticas invisibles de policarbonato (PC), de polivinilcloruro (PVC), en numerosos animales que presentaban, junto con estos “alteradores endócrinos” diversas malformaciones o trastornos en la vida sexual y reproductiva. Y, por ejemplo, rastrearon la presencia de Bisfenol A (ingrediente del PC), un reconocido alterador endócrino, en bebes (sus biberones estaban hechos de PC).

Nuestra estulticia, no sabemos si tiene precio, nos tememos que sí. Pero lo que es indudable es que es inmensa.◊

Notas


Fuente: https://redlatinasinfronteras.wordpress.com/2019/07/21/la-peste-plastica-va-tomando-nuestros-organos/

"Llamamos al gobierno chino y a la comunidad internacional que participa en la “ecologización” de la Iniciativa de la Franja y la Ruta, a que den el paso radical de escuchar a las personas afectadas por estos proyectos. Si lo hacen, deberían apoyar a los pequeño agricultores y a las comunidades, tanto rurales como urbanas, mediante sistemas descentralizados de alimentación, energía y transporte, para lograr soluciones climáticas reales y no levantar la cortina de humo de la Iniciativa de la Ruta y la Franja 'verde'”

¿“Ecologizando” la Iniciativa de la Franja y la Ruta? ¿Y qué hay de los derechos de las personas?
 22 de julio de 2019

Por Karting Samon
GRAIN
Se dice que es el mayor proyecto de infraestructura de la historia. La Iniciativa de la Franja y la Ruta de China (conocida como BRI por sus siglas en inglés) ya desplazó a miles de pequeños productores de alimentos y amenaza con desplazar a cientos de miles más. Causará también pérdidas irreversibles de biodiversidad y agravará de manera significativa la crisis climática global. En lugar de atender las necesidades de las comunidades afectadas, el gobierno chino inició recientemente un “eco-lavado” de imagen de las inversiones de la BRI. Las organizaciones nacionales e internacionales de la sociedad civil que monitorean en terreno el desarrollo del proyecto, hacen un llamado al gobierno chino a transparentar la Iniciativa de la Franja y la Ruta, a escuchar a las personas afectadas y a ofrecer soluciones climáticas reales.
Entre el 25 y el 27 de abril de 2019 tuvo lugar en China la segunda cumbre de la Franja y la Ruta, dos años después de realizar la primera cumbre. Asistieron 38 jefes de Estado de todo el mundo, el Secretario General de las Naciones Unidas, Antonio Gutiérrez y Christine Lagarde directora gerente del Fondo Monetario Internacional. La cumbre de este año fue más grande que la primera.
Un comunicado conjunto emitido al cierre de la primera cumbre declaraba, entre otras cosas, que la Iniciativa de la Franja y la Ruta tiene por objetivo desarrollar cadenas de valor globales y confiriendo conectividad a las cadenas de suministro. Se dice también que BRI aseguraría la protección del medioambiente, la biodiversidad y los recursos naturales y que enfrentaría el impacto adverso del cambio climático.
Situémonos hoy en lo que realmente ha ocurrido. Transcurrieron seis años desde que BRI fue inaugurada y las críticas y las preocupaciones crecen, pues el programa estrella del presidente chino Xi Jinping, levanta cuestionamientos relacionados con la deuda y las amenazas a la soberanía nacional, el acaparamiento de tierras, los desplazamientos, el abuso a los derechos humanos en las zonas en conflicto, el impacto ambiental, las preocupaciones de salud pública y las violaciones a los derechos laborales. Países como Malasia y las Maldivas están reevaluando su participación en el BRI y en las inversiones chinas.
Enfrentados a las críticas por el impacto ambiental de la BRI, el comunicado conjunto emitido en la segunda cumbre expresaba una visión de alta calidad y sustentabilidad para la “Franja y la Ruta”, resaltando y promoviendo el desarrollo verde y el financiamiento verde. China elabora un borrador de Principios para una Inversión Verde en el Desarrollo de la Franja y la Ruta [Green Investment Principles for Belt and Road Development] que intenta convocar una Franja y Ruta “más ecológica”. Pero nada se dice, como parte de la BRI “Verde”, sobre el acaparamiento de tierras y la pérdida de los derechos a su territorio y a las fuentes de sustento de las comunidades rurales e indígenas, mientras que el desarrollo de la infraestructura en marcha y de los corredores económicos, son objeto de grandes elogios en el comunicado.
Visto más de cerca, al modelo de crecimiento económico de la BRI, impulsado por el desarrollo de infraestructura le es fundamental acaparar grandes áreas de tierras y territorio para convertirlos en corredores económicos. En el sector agrícola se espera que BRI impulse la inversión china en agronegocios en el extranjero y en la infraestructura básica que facilite un mayor comercio agrícola. Según funcionarios del Ministerio de Agricultura chino y de la Oficina de Cooperación Exterior de Asuntos Agrícolas, el país tiene ahora 657 proyectos agrícolas en diferentes países de la BRI, con un valor aproximado de 9 400 millones de dólares, lo que significa un 70 por ciento de crecimiento en sólo cinco años. Esto, necesariamente, significa la pérdida de miles de hectáreas de tierra agrícola (necesaria para estos proyectos), de formas de vida tradicionales y biodiversidad. Probablemente muchos agricultores serán desplazados. En Pakistán, BRI impulsa la expansión del trigo híbrido, que reemplaza las variedades de trigo tradicionales campesinas en beneficio de las compañías chinas de insumos como Sinochem Group.
La mayoría de los proyectos agrícolas que se desarrollan con la BRI, son industriales y se orientan a la exportación. El sistema alimentario industrial ya es responsable de la mitad de las emisiones de gases de invernadero. Los habitantes de Myanmar señalan que miles de camiones entran y salen del estado de Kachin, transportando bananas. Esta área está dirigida a ser un área de expansión de las plantaciones de banana de exportación para China, resultando en desalojos de los propietarios indígenas de las tierras, quienes dependen de la tierra para su subsistencia y para mantener sus fuentes de ingresos. Las fuentes de agua también son afectadas por contaminación o desviadas desde las comunidades para regar las plantaciones chinas. Hay informes de la disminución de la calidad del suelo en las plantaciones chinas causada por las prácticas agrícolas que utilizan insumos en grandes proporciones. Como resultado, durante el año pasado aumentaron las protestas contra las inversiones chinas en Myanmar. En Filipinas, hay informes que indican que los megaproyectos financiados por China —como el proyecto de la represa New Centennial Water Source Kaliwa— ocasionaron acaparamientos de tierra y desplazamientos de las comunidades indígenas.
Y mientras China promete reducir el uso de carbón en el país, está abriendo nuevas minas y construyendo en el extranjero, a través de la BRI, varias plantas de carbón generadoras de energía a gran escala. Solamente en Pakistán, las inversiones chinas en carbón han alcanzado más de 10 mil millones de dólares. Mientras tanto, Indonesia prepara una nueva propuesta de proyectos para cuatro plantas de energía en base a carbón para ser financiadas por China. Los proyectos energéticos de la BRI se centran de manera desproporcionada en los combustibles fósiles.
Al igual que las organizaciones nacionales e internacionales de la sociedad civil que monitorean en terreno la implementación del proyecto BRI, estamos preocupados por la falta de consulta a las comunidades locales acerca de estos proyectos. Esto provoca la pérdida de tierras pero también está el hecho de que los proyectos de infraestructura y conectividad de las cadenas de suministro no brindan beneficios a gente local. En cambio, hay un serio impacto sobre los derechos de las comunidades locales y sus condiciones de vida.
Hacemos un llamado al gobierno de China a que hagan la Iniciativa de la Franja y la Ruta más transparente, pues no existe actualmente información oficial disponible del monto exacto de los proyectos bilaterales, de las condiciones de los préstamos, de los criterios y estándares de los mismos, y de los impactos globales de los financiamientos. Llamamos a los países socios a develar toda la información relacionada a los proyectos BRI dentro de sus jurisdicciones. Tanto China y los países socios deben abrir procesos de consulta y buscar la expresión de otras personas con intereses e involucramiento en estos proyectos para que el dinero público no se malgaste en proyectos destructivos e indignos. Y para los gobiernos en los países que están en BRI, evalúen los impactos de los proyectos BRI sobre los derechos humanos de manera extensa y apropiada.
También llamamos al gobierno chino y a la comunidad internacional que participa en la “ecologización” de la Iniciativa de la Franja y la Ruta, a que den el paso radical de escuchar a las personas afectadas por estos proyectos. Si lo hacen, deberían apoyar a los pequeño agricultores y a las comunidades, tanto rurales como urbanas, mediante sistemas descentralizados de alimentación, energía y transporte, para lograr soluciones climáticas reales y no levantar la cortina de humo de la Iniciativa de la Ruta y la Franja “verde”.


Fuente: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=258511

"Nos movemos hacia un cambio radical de nuestra forma de vivir aunque el mundo de consumo trate de continuarse y extenderse tentándonos con su propaganda y explotando debilidades humanas. Enfrentamos en estos tiempos límites un obstáculo mucho mayor que la falta de mercado o de dinero -creaciones nuestras que extendemos con crédito. Es el mundo natural el que se levanta como obstáculo infranqueable".

El cambio climático empuja
hacia un nuevo paradigma
 22 de julio de 2019

Por Nora Fernández (Rebelión)

“La tecnología existe: No tenemos el liderazgo y la ambición de hacer lo que se necesita…Corremos hacia el filo del abismo…” ( Antonio Guterres, Secretario General de las Naciones Unidas)

La economía de mercado crea escasez al promover una cultura consumista basada en el exceso de extracción y consumo de energía. Le roba al pobre, a otras formas de vida y a las generaciones futuras su cuota de recursos y energía…Se basa en la ilusión del crecimiento infinito…infinita extracción de recursos y generación de desechos”. (Vandana Shiva, Premio Nobel Alternativo de la Paz).

Casi un quinto de la población canadiense aún cree que el cambio climático es una teoría no probada –un cuarto de ellos son mayores de 55 años y más de un tercio votó por el Partido Conservador el 2015. La mayoría si entendemos que el cambio climático es realidad y producto de las emisiones de vehículos, industrias, extracción minera, agricultura de monocultivos y que proteger el medio ambiente es prioritario, aunque signifique que la economía deje de crecer (1).
La encrucijada es entre “desarrollo económico” y “salud del medio ambiente.” Favorecemos la salud del medio ambiente gracias al trabajo de ciertos medios de comunicación, centros de educación, investigación y diseminación científica y de fundaciones y organizaciones medioambientalistas. Desde “La naturaleza de las cosas” David Suzuki informa sobre este dilema,muchos canadienses lo ven como guía. La fundación que formó plantea acciones comunitarias, cooperativas, incluyentes, focalizadas en asuntos críticos; pide acciones personales mínimas -plantar semillas de algodoncillo por las mariposas Monarca, firmar peticiones. Participando entendemos el precio en agua que tiene un kilo de carne y se hace relevante consumirla menos, o no consumirla. Su carta mensual informa sobre ecología, da opciones a seguir. Europa sufre olas de calor, la ciudad de Chennai en India no tiene agua, en Canadá y Estados Unidos los granjeros ven disminuir sus ganancias debido a las sequías y los refugiados traspasan fronteras por condiciones extremas, escasez de agua y agricultura fallida: el cambio climático lo complica todo en todas partes. Posicionarse por el medio ambiente significa entender cuanto contamina un auto o un avión y favorece usarlos menos, caminar más. Crea ciudadanos más participativos y conscientes, quizás más felices. (2, 3)
Las corporaciones, sus políticos y prensa continúan negando la realidad del cambio climático o su causa humana. Pero la realidad se impone. En Estados Unidos más de 70 organizaciones de salud, incluida la Asociación de Médicos Americana y el Colegio de Médicos, han hecho pública la necesidad de que los candidatos políticos reconozcan el cambio climático como emergencia. En Canadá organizaciones similares (la Asociación Médica Canadiense, la de Enfermeras, Salud Pública, Médicos por el Medio Ambiente, la Red de Salud Pública Urbana)declararon el cambio climático una emergencia también.(3)
En Canadá los partidos políticos en el Parlamento tienen planes climáticos que nunca implementan cuando son gobierno. Son los pueblos indígenas los que luchan por la protección del agua y los suelos y contra proyectos de extracción de combustibles fósiles y de minería que dañan al medio ambiente, buscan nuestro apoyo; corren riesgos por su futuro y el nuestro, desafían al poder en la corte y en la calle, pagan precio. Pero como en casi todas partes aquí la industria de hidrocarburos manda y recibe subsidios y excepciones de impuestos. Dejar de subsidiarla sería el primer paso ya que el suelo tiene más hidrocarburos de los podremos usar sin destruirnos.(3)  
El mayor mito es que el cambio climático es un mito.
La ciencia es clara respecto al cambio climático. El clima de la tierra ha cambiado en su historia de 4,500 millones de años pero el calentamiento nunca ha sido rápido como hoy. Los cambios que hoy pasan en décadas demorarían cientos de miles de años si fueran naturales, pero se corresponden con los niveles de CO2 en la atmósfera a partir de la revolución industrial y la quema de carbón, petróleo y gas natural para producir energía para la industria, el transporte y el consumo de la población. (4, 6)
La tala de árboles para explotar madera y limpiar tierras para el cultivo de alimentos nos complican. Las plantas necesitan CO2 para vivir que obtienen de la atmósfera, pero la destrucción forestal disminuye el monto de CO2 que las plantas capturan. Producimos más CO2 con niveles altos en la atmosfera como nunca en 800.000 años, al mismo tiempo, que hay menos plantas capturándolo. (4)
Hablar de cambio climático es más preciso que de “calentamiento de la tierra,” porque aunque la temperatura de la superficie aumenta y genera ondas de calor y sequías, hay otros cambios en los sistemas climáticos naturales que aumentan la frecuencia y severidad de eventos climáticos extremos. Los huracanes y las tormentas son más intensas, se desplazan más lentamente, demoran más en morir; en unas áreas generan más lluvia y en otras más nieve.(4)
El pasado mes de junio granizó en el sureste de Francia con granizo del tamaño de pelotas de golf, fue un evento climático extremo. (5)
El cambio climático es un problema de hoy, no del futuro. Según el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) tenemos una década para limitar el calentamiento global máximo a 1,5 o 2 grados Celsius y asegurar que el planeta continúe siendo habitable. Ya vemos efectos serios sobre recursos de alimentos, conflictos, enfermedades, aumento de la migración, inestabilidad global. Somos, quizás, la última generación que puede aminorar el cambio climático que es la mayor amenaza a nuestra existencia.(6)
La energía sustentable sirve: los paneles solares y el viento son las formas más económicas de generar electricidad -más que la energía nuclear, el gas natural y el carbón y son además limpias. Por razones políticas los gobiernos se niegan a favorecer la energía verde pero financian combustibles fósiles sucios. La Unión Europea los subsidia con 12,000 millones de euros anuales. Los G20 subvencionan el carbón, el petróleo y el gas natural por US$ 444,000millones al año –subsidios directos, finanzas domésticas e internacionales e inversiones del estado. En el mundo los gobiernos los subsidian anualmente con entre US$ 775,000 millones a1 billón (sin incluir costos relacionados). Si agregamos “externalidades” relevantes, como lo hizo un estudio del Fondo Monetario Internacional(2015) los costos (no pagados) de los combustibles fósiles ascienden a más de US$ 5,3 billones (en inglés 5.3 trillion). Son US$ 10 millones por minuto.(7)  
El tiempo es poco
El cambio climático es rápido pero los procesos de adaptación y supervivencia de plantas, animales y pájaros incluyen dos opciones solamente, moverse o adaptarse. Moverse no es fácil porque hemos transformado la geografía natural restringiéndola. Adaptarse lleva tiempo, no todas las especies lo logran. La velocidad del avance del cambio climático predice nuestra propia extinción. No podremos sobrevivir si otras especies colapsan. Este pasado junio en España la temperatura ambiente fue tal que se encendió la bosta causando incendios. En California (US)los mejillones se cocinaron en sus valvas. El jefe de estrategia de la British Petroleum, Dominic Emery, admitió que no todo el gas y el petróleo que existen verán la luz del día debido al cambio climático y elevado costo de extracción. (8)
En Canadá el proceso de calentamiento es el doble de veloz que en el resto del mundo (1.7 grados Celsius para el país, 2.3 grados Celsius en su norte). Los océanos que nos rodean han subido su temperatura y acidez y perdido oxígeno –efectos que se intensifican con mayores emisiones y amenazan los ecosistemas marinos. Canadá sufre calor más intenso y frio menos intenso. Las estaciones de crecer plantas se extienden. Los glaciares se reducen. Los suelos permanentemente congelados (permafrost) se derriten. Las lluvias aumentan en partes del país pero cae menos nieve en otras; en el sur del país se proyectan veranos con menos precipitaciones. Un clima más caliente intensificará fenómenos climáticos extremos -olas de calor que contribuyan a las sequias e incendios y lluvias que causen inundaciones. En Canadá los eventos climáticos extremos se repiten: inundaciones en el sur de Alberta (2013), incendios en el norte de Alberta (2016), onda de calor en Quebec con 93 muertos (2018), vórtice polar en Manitoba y Saskatchewan con temperaturas de -47 grados Celsius (2019). Se predice la suba del nivel del mar con inundaciones en ambas costas oceánicas Atlántico y Pacífico; y menos hielo en el Ártico y el Atlántico Norte. (9, 10, 11,12)
Terminar con los subsidios a los hidrocarburos (carbón, petróleo, gas natural) y restringir su uso es crucial, al tiempo que se promueven, desarrollan y facilitan recursos de energía sustentables y limpios. Permitir que el precio de los hidrocarburos refleje su costo real, incluso externalidades, sería más fácil aceptar opciones verdes. Debemos informarnos y cuestionar la propaganda corporativa y sus soluciones falsas o incompletas. Las “soluciones naturales climáticas” como la reforestación y la agricultura sustentable son factibles pero sólo acompañadas de la disminución de emisiones en todas partes, y si se impide la explotación de nuevos recursos de hidrocarburos. (13)
El transporte es un desafío pero los biocombustibles no son una solución. Convertir soja, maíz o aceite de palma en biocombustibles contribuye a la deforestación, requiere gasolina y mucha agua. Pimentel y Patzek demostraron que se necesitan 1.5 galones de gasolina y 1,700 galones de agua para producir 1 galón de etanol. Ellos explican que los biocombustibles no pueden remplazar los combustibles fósiles y que la única solución es limitar el uso de combustibles fósiles. (14)
En Canadá Greenpeace favorece un Nuevo Pacto Verde surgido de las municipalidades del país. Y Europa tiene planes similares, por ejemplo en España se aplica el plan “un millón de árboles Málaga” contra la desertificación y en Barcelona la municipalidad aprobó el Plan del Verde y de la Biodiversidad 2020 con corredores verdes, y más, que se aplica en la ciudad desde el 2017. (17, 18)
La Fundación Suzuki trabaja en favor del derecho a un medioambiente saludable –a agua, aire y alimentos no contaminados y clima estable, ideas aprobadas por 172 municipalidades (Proyecto Punto Azul). Linda Duncan (parlamentaria) propuso el proyecto de ley C-438 sobre estos derechos pero la posibilidad de que la ley se apruebe es pequeña, aunque 150 países tienen leyes similares. (15, 16) El desafío real sin embargo sigue siendo la implementación de la ley.
Para Vandana Shiva el desafío es cambiar el paradigma dominante. El eco-imperialismo, dice, propone soluciones falsas y además injustas para los más vulnerables -que son los menos responsables por el cambio climático. Los ricos de todas partes favorecen el paradigma mecánico industrial dominante que la globalización ha impuesto al mundo, y sus padrones de producción y consumo. Es un modelo intenso en uso de energía y combustibles fósiles y costoso pero que se nos presenta como “la buena vida.” Se habla sólo de energía en forma de electricidad y combustibles, dice, nunca de la energía creativa, y no consumidora, del universo. Se proponen soluciones de mercado con costos billonarios y proyectos intrusos con la naturaleza, “buenos negocios” como la geoingeniería. Incluyen la creación de un aerosol de sulfato en la atmósfera que refleje la luz del sol fuera de la Tierra, o el uso de millones de lentes para lo mismo, o de partículas de hierro que secuestren carbón en el mar aunque puedan terminar con la vida marina. Las discusiones no mencionan ni la globalización ni la industrialización como problema y las soluciones son reduccionistas y mercantiles. (14)

En realidad, la triple crisis de cambio climático, alimentos y tope petrolero, que Shiva explica conectadas, crea un mandato de cambio hacia una edad “más allá del petróleo.” Una edad que comienza con un impuesto al carbono que emiten las corporaciones y sus sistemas de producción y transporte. Nos movemos hacia un cambio radical de nuestra forma de vivir aunque el mundo de consumo trate de continuarse y extenderse tentándonos con su propaganda y explotando debilidades humanas. Enfrentamos en estos tiempos límites un obstáculo mucho mayor que la falta de mercado o de dinero -creaciones nuestras que extendemos con crédito. Es el mundo natural el que se levanta como obstáculo infranqueable. Es el mundo natural el que nos devuelve químicos inyectados, peces muertos, suelos y aguas contaminadas, atmósfera poluta irrespirable. No es venganza, es consecuencia natural. Las emociones y la negación de ellas son siempre nuestras. El mundo natural, que es un milagro, nos niega nuestro mito de conquista. La encrucijada es clara: nos movemos más allá del petróleo por voluntad propia o sin ella. Ponemos, o no, fe en nuestra capacidad de desatar energías creativas hacia el cambio sistémico necesario para proteger nuestra especie y la vida, o seguimos caminando dormidos hacia la extinción. Tenemos la opción de despertar para crear democracias, economías y culturas vivas o no sobrevivimos. La decisión es nuestra pero implica el desafío a la estructura de poder humana dominante que hemos dejado extender como maleza y está a punto de ahogarnos.
Referencias
(1) Mario Canseco, Research Co., The Tyee, Jan 3, 2019.
(2) About, David Suzuki Foundation, One Nature, https://davidsuzuki.org/about/
(3) David Suzuki Foundation Newsletter, David Suzuki with Ian Hanington,Editor and writer, July 5, 2019
(4) Ten myths about climate change, WWF: https://www.wwf.org.uk/updates/10-myths-about-climate-change
(5) Granizo en sureste Francia, junio 17, 2019
(7) Fossil Fuel Subsidies Overview, Oil Change International, http://priceofoil.org/fossil-fuel-subsidies/
(8) As we boil, big oil finally admits it cannot burn all its oil. http://priceofoil.org/2019/07/03/as-we-boil-big-oil-finally-admits-it-cant-burn-all-its-oil/
(10) Global Climate Change, The Effects of Climate Change, https://climate.nasa.gov/effects/
(11) Canadian Prairies colder than North Pole, almost as cold as Mars, Jan 30, 2019, Global News.https://globalnews.ca/news/4906382/prairies-cold-north-pole-mars/
(12) More than 90 deaths now linked to heat wave in Quebec, Allan Woods, Quebec Bureau, July, 2018https://www.thestar.com/news/canada/2018/07/18/89-deaths-now-linked-to-heat-wave-in-quebec.html
(13) Big Oil s “Natural Climate Solutions” Feasibility Overblown, Critics Say, Desmogblog, July 2019.https://www.desmogblog.com/2019/07/06/big-oil-natural-climate-solutions-nature conservancy?utm_source=desmog%20%20weekly%20newsletter
(14) Soil Not Oil. Climate change, peak oil and food insecurity, Vandana Shiva, Zed Books, London (2008).
(15)Greenpeace Canada, What is the Green New Deal,
(16) Project Blue Dot, Environmental rights, https://davidsuzuki.org/project/blue-dot-movement/
(17) Un millón de árboles Málaga: http://www.malagaviva.org/6884/millon-arboles
(18) Plan del Verde y de la Biodiversidad 2020, Barcelonahttps://ajuntament.barcelona.cat/ecologiaurbana/sites/default/files/PlanVerde_2020.pdf  

Fuente: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=258532